Reporte Rayos Cósmicos 2017-07-20

Publicado por: Luis Xavier González Méndez hace 3 meses

Datos registrados por el Observatorio de Rayos Cósmicos de la Ciudad de México. En la semana del 13 al 20 de julio, el observatorio de rayos cósmicos de la Ciudad de México detectó un “decrecimiento Forbush” asociado a la tormenta solar que impactó la Tierra el 16 de julio. El recuadro izquierdo muestra los valores del índice Dst, que mide las variaciones del campo geomagnético en la zona ecuatorial y se observa que el 16 de julio se produjo una tormenta geomagnética que coincide con las variaciones registradas por el Observatorio. La caída en las cuentas fue del 3.5% y hasta las 14 hrs TU del 20 de julio aún se detecta la fase gradual de recuperación del decrecimiento.

Un decrecimiento Forbush es una intensa caída en las cuentas de rayos cósmicos galácticos registrados por los observatorios en Tierra. Este fenómeno se produce porque los rayos cósmicos son desviados por las líneas de campo magnético asociadas a la tormenta solar. Como los rayos cósmicos son, en su inmensa mayoría, partículas cargadas, siguen y giran alrededor de estas líneas de campo magnético en función a su energía y son desviados de su trayectoria original. De este modo, los menos energéticos no llegan a la Tierra, provocando una rápida caída en el flujo detectado por los observatorios y con una recuperación gradual en función a los parámetros físicos de la tormenta solar. Este evento tuvo una caída de 3.5% y continua en etapa de recuperación después de 4 días. Se observa que el inicio del decrecimiento Forbush se presentó a las 12 hrs TU del 16 de julio y coincide con la tormenta solar detectada por el satélite ACE y la tormenta geomagnética registrada por el índice Dst.

Las partículas incidentes en la posición geográfica de la Ciudad de México tienen más energía que las que ingresan en zonas cercanas a los polos. Los rayos cósmicos que ingresan a la Ciudad de México requieren una energía de al menos 8.2GV (rigidez umbral), cuando las líneas de campo geomagnético no están perturbadas. Cuando se presenta una tormenta geomagnética se afecta la intensidad de las líneas de campo magnético terrestre y varía esta rigidez.

Siguientes artículos